DONACIÓN VOLUNTARIA SI TE GUSTA LO QUE COMPARTIMOS: GRACIAS DE CORAZÓN

DONARNOS TU VOLUNTAD DEBES PARA TU PÁGINA TEAMWORK MEDICAL NURSE

SEGUIDORES

sábado, 18 de junio de 2016

SONDA PARA DRENAJE URINARIO


SONDA PARA DRENAJE URINARIO


INDICACIONES

Las principales indicaciones para colocar una sonda vesical se enlistan a continuación:

  • Retención urinaria aguda o crónica.
  • Hiperplasia prostática.
  • Drenaje de una vejiga hipotónica.
  • Antes y después de cirugía pélvica y en pacientes con cirugía urológica.
  • Pacientes en estado preoperatorio.
  • Para medir volúmenes urinarios.
  • Para obtener orina no contaminada.
  • Vaciamiento de vejiga durante el parto.
  • Para irrigar la vejiga.
  • Para estudios en el tracto genitourinario.
  • Para el manejo de la incontinencia urinaria.



CONTRAINDICACIONES

1. Absolutas:
  • La presencia de anormalidades anatómicas de la uretra que dificulten el paso del catéter.
  • En caso de paciente traumatizado en el que se sospeche lesión uretral (comprobada por la presencia de sangre en el orificio externo de la uretra y desplazamiento prostático en el examen rectal, o al observar hematoma perineal.  



  • 2. Relativas: 
    • Infección en el tracto urinario.
    • Pacientes con diabetes mellitus.
    • Pacientes inmunocomprometidos.


    SONDA VESICAL 

    En el caso de la sonda vesical se trata de un catéter que se emplea para vaciar la vejiga, mediante su introducción a través de esta.

    Las más utilizadas son las Nélaton y la Foley de 2 y 3 ramas.

    Sonda Nélaton

    Es la más simple, usada en diversas alternativas, muy útil para los autosondaje uretrovesicales. Algunas en materiales blandos producen poco trauma y otras son confeccionadas expresamente con materiales semirígidos. Son útiles para vencer obstáculos en la vía urinaria, pero deben ser empleadas solo por personas muy entrenadas.
    La dureza de las sondas rígidas las hace temibles en manos no expertas. Con gran facilidad crean falsas vías en la uretra (que es muy frágil). El sodaje vesical en pacientes con dificultad para vaciar la vejiga en un posoperatorio debe ser hecho con sondas No. 16 o 18 Fr, pueden ser rígidas o blandas. Las sondas más finas dañan la uretra.


    Sonda Foley. 

    Es una Nélaton, aunque a su tecnología se le agregó un balón, un conducto fino y una válvula que permite inflar este balón y hacer autocontención en la vejiga. Es la más empleada en nuestra especialidad e imprescindible cuando se desea dejarla por un tiempo prolongado. Los materiales han variado y existe la de goma corriente para los usos poco prolongados, hasta las de siliconas que permiten que permanezca sin necesidad de cambio durante 8 semanas.

    Existen también las de materiales semirrígidos para aquellos casos en que haya dificultad en el pasaje o para casos en que se quiera extraer coágulos sin que la sonda se colapse.

    Existe otro modelo muy usado donde se agrega otra vía -una tercera- que permite irrigar la vejiga con suero fisiológico, muy utilizada en la cirugía prostática, existen variedades con balones de 15, 30 y 100 mL para los casos extremos. Su utilidad radica en irrigar la vejiga impidiendo que la sangre coagule y obstruya la sonda. 

    Cuando existen coágulos en el interior es peligrosa porque se obstruye la salida pero no la entrada y el paciente sufre las consecuencias de enormes globos vesicales, con dolor y aumento de la hemorragia. Para que sea útil, primero deben vaciarse los coágulos y luego colocar la irrigación.



    Según el tiempo de permanencia del catéter se puede clasificar en: 

    Sondaje intermitente (ya sea único o repetido en el tiempo): después de realizar el sondaje se retira el catéter.

    Sondaje temporal: después de realizar el sondaje el paciente permanece un tiempo determinado con el catéter.

    Sondaje permanente: después de realizar el sondaje, el paciente ha de permanecer indefinidamente con el catéter (con los recambios correspondientes).







    SONDA URINARIA. Las sondas urinarias son unos dispositivos que constan básicamente de 3 partes.







    Ahora la Representación del funcionamiento de los componentes de una sonda vesical (Foley de 2 ramas).





    A continuación la Representación del sistema de autorretención de una sonda vesical (en este caso Foley).








    Ahora una Representación del catéter para el sondaje intermitente.












    ELECCIÓN DEL CATÉTER



    La elección del catéter dependerá de las necesidades del paciente; puede requerirse cateterización intermitente, cateterización prolongada o drenaje suprapúbico, entre otros.



    Usualmente a los catéteres se les clasifica para largos o para cortos periodos; el material con el cual está hecho el catéter determina el tiempo en el que se puede dejar colocado; en ocasiones sólo se especifica si es de corta o larga estancia; el hecho de que se mencione que es de larga estancia significa que puede permanecer por más de 12 semanas, y el de corta estancia entre 14 y 28 días.

    Catéteres de corta estancia: los catéteres de clorhidrato de polivinilo (PVC) o los de plástico no son tan comunes por la rigidez que presentan, pero pueden permanecer por 14 días. Los catéteres de látex hechos con una cubierta de silicón son más flexibles, y pueden permanecer por más de 14 días.

    Los catéteres de látex cubiertos con teflón (politetrafluoroetileno, o PTFE) son más alisados, y pueden permanecer por más de 28 días.

    Catéteres de larga estancia: los de silicón tienen paredes más delgadas, lo que significa que la luz del catéter suele ser más amplia que la de los de látex; son más rígidos, pero útiles en pacientes con alergia al látex. Pueden permanecer in situ por 12 semanas. Los catéteres cubiertos con hidrogel son altamente compatibles con los tejidos humanos, y pueden permanecer por más de 12 semanas.

    Elección del catéter de Foley dependiendo de su grosor:
    • Calibre 16 a 18: varones adultos.
    • Calibre 12 a 14: en estrechez uretral.
    • Calibre 18: en caso de sospecha por obstrucción.
    • Calibre 14: en jóvenes o cateterismo temporal.
    • Calibres 5 a 12: en niños.

    CONSIDERACIONES ANATÓMICAS

    Para realizar este procedimiento se deberán tomar en cuenta las diferencias en cuanto al sexo, por lo cual, al realizar la cateterización, se deberán recordar las siguientes consideraciones anatómicas:

    Sexo Femenino
    Se deberán separar los labios mayores y menores de la vulva e intentar visualizar el orificio de la uretra; éste estará localizado inmediatamente por delante del orificio de la vagina y a 2.5cmpor debajo del clítoris, pudiendo presentarse en forma de orificio circular fruncido o como una depresión. Si no es posible localizarlo, se puede intentar buscarlo con la punta del catéter; esto se debe realizar con suma delicadeza, pues constituye una experiencia incómoda tanto para la paciente como para el ejecutante. No debe olvidarse que la uretra femenina es de aproximadamente 4 cm, y el balón y resto del extremo distal del catéter aproximadamente suman lo mismo, por lo cual la orina empezará a fluir por el catéter antes de que el balón desaparezca por el meato. Será necesario introducir el catéter otros 4 cm una vez que el catéter desaparezca, para así poder empezar a inflarlo con la certeza de que está completamente dentro de la vejiga.

    Sexo Masculino
    En el varón, por lo general es más fácilmente localizable el orificio externo de la uretra que en la mujer. Pero, sin embargo, la cateterización implica un mayor riesgo. La uretra masculina consta de cuatro porciones: la prostática, la membranosa de característica débil y delgada, la bulbar peneana y la porción conocida como esponjosa, que es más resistente y dilatable.
    La uretra, de aproximadamente 20 cm de longitud, no es uniforme en diámetro ni en dirección, por lo cual se deberá tomar el pene y colocarlo suavemente en ángulo recto con respecto al cuerpo, e introducir el catéter debidamente lubricado; con esto, solamente se tendrá que pasar una curva en la uretra membranosa para llegar a la vejiga, y no una “s”, si es que el pene se mantiene en situación anatómica. Se debe introducir el catéter unos 24 cm, aproximadamente; en la clínica se acostumbra introducirlo hasta la empuñadura, teniendo así seguridad de que no se insuflará el balón dentro de la uretra. La orina comenzará a fluir al estar la punta del catéter en la uretra membranosa, y deberá hacerse pasar unos 3 a 4 cm más para así llegar a la vejiga.

    Material e Instrumental

    • Jabón antiséptico.
    • Lubricante hidrosoluble (KY).
    • Tela adhesiva o MicroporeR.
    • Tijeras.

    Todo el material que a continuación se describe debe estar estéril:
    • Recipiente (riñón o budinera de acero inoxidable o de plástico).
    • Gasas.
    • Campos quirúrgicos.
    • Dos pares de guantes.
    • Una jeringa de 5 cc.
    • Una bolsa de drenaje (DrenovacR).
    • Solución de irrigación o fisiológica.
    • Sonda de Foley de tamaño adecuado a cada caso.





    2 comentarios:

    DONACIÓN PARA TEAMWORK MEDICAL NURSE - GRACIAS

    Seguidores

    Datos personales

    Mi foto
    Comparte el Conocimiento y Se parte de la Cadena Mundial de Dar Por un Futuro Mejor a Los que les Gusta Las Ciencias Medicas.

    Entradas populares

    Barra de vídeo

    Loading...
    Teamwork Medical Nurse

    La Mejor Información de Salud en Un Solo Lugar, Todo dirigido para Médicos y Enfermeros de todo el Mundo.